El Nudo Gordiano de los Proyectos

En el siglo cuarto a.C. en tierras Frigias se formo un nuevo rey, Gordio tenia por nombre y fue elegido mediante una señal que el oráculo de esa región había decretado para tales fines.

Éste, debido a su humilde condición previa, al ser elegido rey, dio como ofrenda a Sabazios (Zeus para los griegos) su única riqueza: una carreta y sus herramientas de labrador. Amarró la carreta al yugo en el altar con un nudo tan enmarañado y complejo que no era posible desatarlo.

Años más tarde, Alejandro Magno con el objetivo de conquistar el imperio Persa llegó a conquistar Frigia, por lo que pronto se vio ante el reto de desatar aquel nudo que tan famoso se había hecho. La solución que él pudo darle fue cortar el nudo en dos con el golpe de su espada. Esa noche hubo una tormenta de rayos, la que el tomó como una respuesta de Zeus estando de acuerdo con su solución.

Es probable que hayás escuchado el término nudo gordiano en el pasado, usado como metáfora para un problema irresoluble, pero difícilmente lo habrás escuchado aplicarlo específicamente en el contexto de un proyecto.

Pensalo un poco:

¿Cuál puede ser el nudo gordiano de los proyectos?

A mi parecer el nudo más complejo de resolver es la Gestión de Interesados. 

La razón de mi elección es debido a que ha demostrado ser un punto crítico en la Gestión de Proyectos que en muchas ocasiones es tomado muy a la ligera, dando como consecuencias retrasos, sobrecostos e incluso la paralización por completo del proyecto en marcha.

Cada interesado tiene sus propias expectativas del Proyecto y gestionarlas adecuadamente puede resultar un dolor de cabeza, más aún cuando los interesados que tienen un alto nivel de poder dentro de la Matriz poder-interés.

Hay casos muy conocidos en los que un proyecto se tiene que pasar por culpa de las expectativas de ciertas agrupaciones minoritarias que a la hora de la ejecución resultaron tener mayor poder del esperado y el proyecto termina cancelado.

Hay ocasiones en las que hay que desenmarañar con cuidado todo el nudo para poder salir adelante con el proyecto, pero en otros proyectos sobre todo de mayor beneficio a un gran número de personas lo único que resta es dar la solución Alejandrina y cortar el nudo por el medio para intentar dar una solución más valiosa para la gran mayoría de los interesados, tal es el caso de lucha de poderes innecesarias para conseguir participación en un proyecto que puede afectar a miles de personas, lo que corresponde en casos extremos es tomar una decisión y mitigar las futuras quejas mostrando los beneficios de la mayoría de las personas. y subsanando en alguna medida los efectos adversos que estas medidas drásticas puedan tener.

En la vida real nos encontraremos con casos que pondrá en juego nuestra capacidad de decisión y negociación. Debemos salir adelante con los objetivos del proyecto iluminados bajo muchas consideraciones sin tomar a la ligera los grupos de interesados, sobre todo aquellos que se identificó que son interesados negativos.

Contame como gestionás a tus interesados,  ¿Cuál opción te es más útil, desatar o cortar?

.:.

Foto de WIDOMIRAMA

Anuncios

2 comentarios en “El Nudo Gordiano de los Proyectos

  1. Cristian, los interesados son uno de los nudos que forman el nudo gordiano, y ahi esta la leccion de esta fabula, y como Alejandro era el rey del mundo conocido, consideró esa señal del cielo como un aplauso a su acto radical. Imagínate si hicieramos los mismo con los stakeholders, y no tuvieramos skills de negociacion, si no nos sentamos a conversar con cada uno de ellos, tratar de entender lo que esperan del proyecto y de nosotros, y nosotros no fueramos capaces de identificarlos a todos y a sus requerimientos, ya directamente fracasamos antes de empezar.
    Es una buena analogía, cada área del conocimiento del Project Management es parte del nudo gordiano, esta en la habilidad del PM saber desatarlos ordenadamente y a asi lograr el exito.
    Saludos Amalia 🙂

    Responder
  2. Hola Amalia, me parece muy interesante tu forma de interpretar esta metáfora.
    Por otro lado, tomando en cuenta tu apreciación acerca de la solución de Alejandro Magno, puedo deducir que prefieres ir por la solución metódica y trabajosa en lugar de la imposición planificada y me parece excelente, es todo un arte el poder negociar con algunos grupos de interesados que se cierran totalmente en su posición, o incluso tal vez algo más peligroso… negociar con aquellos interesados que desconocen el impacto potencial que tendrá el Proyecto en sus vidas y que en la negociación inicial ceden todo y luego durante la ejecución o a la finalización se arrepienten de lo pactado porque se dan cuenta tarde del error cometido. Hay que ser totalmente transparentes para mostrarles que si el proyecto realmente va a afectar sus vidas como las conocen (para peor), se les resarcirá el daño en alguna medida y no quedarse con el argumento de que ya firmaron y no hay vuelta atrás.
    Fue un gusto leer tu comentario
    Cristian.:.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s